Sindicato de Vanguardia




Líder Sindical

Luego de haber pasado por el mundo de la academia y el de la administración pública, Napoleón comenzaba a descubrir su verdadera profesión. Durante años había ayudado a su padre en cuanto había podido. Gómez Sada se había convertido en una figura pública ampliamente admirada en los movimientos laborales en México, había sido electo dos veces como Senador y en una ocasión fue Diputado Federal. Su padre había logrado hacer todo esto al tiempo que mantenía su puesto de Secretario General del Sindicato Minero. Napoleón Gómez Urrutia ayudaba a su padre en el cargo, sin nunca aceptar un pago por sus servicios. Desde la traducción de artículos a difundir informaciones estadísticas sobre los mercados y las tendencias de precios de los metales, las proyecciones inflacionarias y los cambios en las políticas de impuestos. Toda esta información fue de gran ayuda para las negociaciones salariales y las revisiones de contratos colectivos de trabajo.

Continuó ayudando de forma extraoficial como consultor del sindicato. Hasta que en el año 1995, se convirtió en miembro oficial del sindicato cuando el Grupo Peñoles, la segunda compañía minera más grande de México, le ofreció un puesto relacionado con la administración, la contabilidad y las operaciones de un proyecto en la nueva mina La Ciénega, abierta en Santiago Papasquiaro, en el estado de Durango. Algunos meses después, el sindicato lo designó como Delegado Especial del Comité Ejecutivo Nacional, en la sección 120 de La Ciénega Nuestra Señora.

En el año 2000 la salud de Napoleón Gómez Sada empieza a decaer, por lo que el sindicato se ve en la tarea de encontrar a un sucesor en el cargo de Secretario General. A principios de marzo del año 2000, el Comité Ejecutivo Nacional del sindicato convocó a una reunión en pleno, en la sede central del Sindicato Minero en la Ciudad de México, durante esta reunión se propuso el nombre de Napoleón Gómez Urrutia como Secretario General Suplente.

Tras el fallecimiento de Napoleón Gómez Sada en octubre de 2001, el Sindicato Nacional de Mineros sostuvo una Convención Nacional Extraordinaria para elegir al sucesor en el cargo como Secretario General. Los delegados decidieron de forma unánima que Gómez Urrutia asumiera el cargo de Secretario General Interino hasta la siguiente Convención General Ordinaria, que se realizó en mayo de 2002. Luego de unanimidad en votos, fue elegido como Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Inmediatamente se llevó a cabo un plan de entender las necesidades y los problemas de los trabajadores, al realizar una gira de trabajo por todas las minas y las plantas metalúrgicas y siderúrgicas del país, para así, escuchar directamente a cada uno de los más de 250,000 miembros del sindicato. Es así como surgía un nuevo líder.





Sindicalismo de Vanguardia

Desde sus primeros días, inmediatamente, Napoleón Gómez Urrutia se ha preparado para poner en práctica uno de los muchos consejos que le había dado su padre, que la mejor manera de entender las necesidades y problemas de los trabajadores es hablando en forma personal y directa, cara a cara con ellos. Hizo una gira de trabajo por todas las minas, para escuchar los problemas y buscar soluciones, y así ha seguido su lucha por el Sindicato Minero. La lucha de Napoleón Gómez Urrutia por la democracia sindical y por el respeto y la dignidad de los trabajadores es conocida a nivel mundial. Napoleón Gómez Urrutia ha sido Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana desde su elección unánime en el 2002. Fue reelecto para un nuevo periodo en el 2008 y nombrado Presidente en el 2012.

Napoleón Gómez Urrutia ha logrado con Los Mineros lo que ningún otro sindicato ha hecho, peleando por los derechos laborales de los mineros. Es el sindicato con mayor aumento en salarios en toda la República Mexicana en la última década. Manteniendo año con año un incremento anual por encima del 11.5% en cada uno de los últimos diez años.









Algo totalmente sin precedentes en el ámbito sindical y laboral, y muy por encima de lo que han conseguido los diferentes sindicatos a lo largo de la república mexicana.

A pesar de la manera como muchos empresarios los describen, los sindicatos no tienen como propósito arruinar a las corporaciones; el sindicalismo no es el adversario de las empresas. Cuando se trata con respeto y dignidad a un trabajador, las dos partes, los trabajadores y la empresa, se benefician inmensamente. Es por esta razón que estamos que el sindicato se encuentra constantemente buscando implementar programas sociales globales que incluyan acceso a la vivienda, educación, salud y seguros de vida.

Nuestro objetivo no es desangrar los cofres de los ejecutivos sino garantizar los derechos básicos de los trabajadores, con lo cual muchas veces las compañías reciben un mayor beneficio del que obtienen cuando se aprovechan y explotan a sus empleados y contratistas.

Estamos convencidos, de que el incremento de sueldos y de prestaciones a los trabajadores es sinónimo de un incremento en la productividad laboral, y así lo pueden constatar las empresas con las que tienen alianza con el sindicato minero. Tanto es esto que hemos obtenido un incremento mayor al 300% en comparación a los incrementos obtenidos por la Secretaría de Trabajo en conjunto con los demás sindicatos.



Alianzas Internacionales
A comienzos del 2005, Napoleón asistió a una reunión en Phoenix, Arizona, con Leo W. Gerard, el Presidente Internacional de United Steelworkers, y algunos de sus colegas. Llegaron a la conclusión de que si no colaboraban en la formación de una alianza internacional estratégica, la inmensa presión ejercida por las compañías multinacionales y los gobiernos conservadores a lo largo del mundo terminaría por hacer desaparecer a los sindicatos en un plazo máximo de diez años.

Después de que el Sindicato Minero mostrara su solidaridad con los USW en una huelga de trabajadores de la industria siderúrgica en contra de la American Smelting and Refining Company (ASARCO) , firmaron un acuerdo para formar la Alianza Estratégica de Solidaridad entre los United Steelworkers y el Sindicato Minero en mayo de 2005, en el marco de la Convención Internacional de United Steelworkers (USW) en Las Vegas, para enfrentar los retos de la globalización y las políticas de las corporaciones transnacionales.


Durante el transcurso de los siguientes años, se han forjando alianzas internacionales con otros sindicatos, levantando aún más la voz, de la situación que viven los trabajadores mexicanos y que se debe y puede lograr un cambio. Sindicatos Internacionales como United Steelworkers (E.U.A. y Canadá), Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (NUM)de Sudáfrica, Sindicato de Mineros de Australia (CFMEU), IndustriALL Global Union y Unite the Union del Reino Unido.


(de izq. a der.) Steve Hunt Director del Distrito 3, Ken Neumann Director Nacional de Canadá y Leo Gerard, Presidente Internacional de USW. Napoleón Gómez Urrutia. Jyrki Raina Secretario General de IndustriALL Global Union. Senzeni Zokwana Presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros en Sudáfrica. Andrew Vickers Presidente del Sindicato de la Industria de la Construcción, Forestal, Minería y Energía en Australia y Nueva Zelanda.